Interim Management

El Interim Management (dirección flexible) consiste en la prestación de servicios de dirección durante un periodo de tiempo previamente establecido, para satisfacer una necesidad temporal o extraordinaria en una organización. El servicio es llevado a cabo por directivos con experiencia demostrada.

Ciclos de intervención profesional

Dentro del ciclo de vida de una estrategia empresarial, los interim managers intervienen después de los consultores, y antes de que los gestores permanentes se hagan cargo de la situación.

5 escenarios – 19 situaciones

Las situaciones más propicias para la contratación de un servicio de interim management, son las siguientes:

Sustitución temporal de un cargo directivo por:

  • Cese o dimisión.
  • Baja temporal.

(Período hasta la incorporación del puesto permanente).

Gestión de un cambio organizacional:

  • Procesos de fusión o adquisición entre empresas (due dilligence, negociación y dirección ejecutiva).
  • Reestructuración de áreas, departamentos, o unidades de negocio.
  • Reflotamiento y reestructuración de empresas
  • Profesionalización la empresa familiar.
  • Preparación de la sucesión (generacional) y mentoring de directivos junior.
  • Ejecución de planes de reducción de costes.
  • Ejecución de estrategias de transformación digital.
  • Proceso de transformación cultural o gestión del cambio.

Dirección y Desarrollo de nuevos negocios:

  • Ejecución de planes estratégicos y operativos.
  • Desarrollo de nuevos modelos de negocio.
  • Desarrollo de nuevos nichos de mercado.

Ámbito internacional:

  • Dirección y desarrollo en procesos de internacionalización.
  • Dirección de filiales en mercados exteriores.
  • Prospección de nuevos mercados y lanzamiento de negocios.

Consolidación y profesionalización de startups:

  • Dirección ejecutiva de startups y spin offs.