transformacion digital

Muchos son los mensajes sobre digitalización que reciben a diario los empresarios y directivos, como muestra un ramillete:
“Le asesoramos en la definición de la estrategia digital correcta”
“Somos su mejor socio tecnológico, contrate nuestros servicios”
“Forme a sus empleados para que se hagan digitales”
“Pidanos financiación para su digitalización”
“Le podemos analizar su grado actual de digitalización”
“Le gestionamos las subvenciones de su innovación digital”

Pero estos mensajes se vuelven estériles porque chocan contra un muro, construido durante muchos años, que cuesta derribar. Ese muro frena el avance de la transformación digital, al menos por 5 causas que aquí enumeramos:

1. El desconocimiento de los retos digitales se vuelve un freno para elaborar una adecuada estrategia.

Los empresarios y directivos no poseen las competencias que les permitan ver los impactos de una estrategia digital en la competitividad de sus empresas, y retrasan las decisiones hasta que a veces es demasiado tarde.

2. La cultura organizativa impide la transformación.

Como decía Drucker, el padre del management: “La cultura se come a la estrategia para desayunar”. Una excelente estrategia de digitalización puede quedarse en un cajón porque la organización la rechaza, la cultura la expulsa como un cuerpo extraño.

3. Insatisfacción con los proveedores clave.

Aunque es estrategica, la digitalización no es el “core business” de la empresa, y se debe contar con diferentes proveedores, tanto tecnológicos como de consultoría, formación o recursos humanos. La identificación, contratación u supervisión de esos proveedores clave es determinante en el éxito de la transformación digital.

4. Dificultad en la captación, formación y retención del talento.

Una vez definida la estrategia y comenzada la digitalización, son las personas que forman parte de la organización las que deben adoptar los cambios. Para ello se deben reclutar, formar y retener adecuadamente, que evite una fuga de talento.

5. Debilidades en la gestión y dirección de la transformación digital.

Este es el verdadero eslabón perdido de la transformación digital. Podemos llamarlo con muchos nombres: director de sistemas, director de IT, director de informática, CTO, CIO, CDO (chief data officer)… pero todo el proceso deberá estar dirigido y gestionado por un profesional con las competencias adecuadas, que asegure los costes y los plazos, y por supuesto, garantizando el resultado esperado. Casi nada.

Las empresas que ya dispongan de este profesional están de enhorabuena. Si no cuentan en sus equipos directivos con la persona capaz de liderar el cambio, están de suerte: pueden contar con un interim manager que se responsabilice de dirigir y gestionar la transformación digital, durante el tiempo extrictamente necesario y con unos objetivos previamente definidos.

Escrito por: Emilio del Prado

Emilio del Prado

Socio Director de EPUNTO. Dirección de IT, transformación digital, especialista en Big Data, investigación en Internet y social media.