desarrollo de negocio

Cuando hablamos de desarrollo de negocio, ¿a qué nos referimos exactamente?

El desarrollo de negocio se refiere a la gestión multidisciplinar para la definición de productos y servicios, encaminada a reforzar su comercialización. Definición de nuevas oportunidades, creación de necesidades y diseño de una estrategia de alianzas.

En este sentido, el responsable del desarrollo de negocio define de qué forma debe evolucionar el negocio para no estancarse, para seguir creciendo.

Es muy común confundir el desarrollo de negocio con marketing o con ventas. Pues es importante saber que, aunque debe existir una estrecha sinergia entre ellas, se trata de áreas totalmente diferenciadas, donde cada una posee sus propias funciones. Digamos que desarrollo de negocio va delante del resto de las áreas definiendo las estrategias para el progreso del negocio, aprovechando las oportunidades del entorno o creándolas, así como estableciendo las sinergias necesarias con entes externos.

¿Qué hace un departamento de desarrollo de negocio?

Identificar y aprovechar oportunidades

Debe identificar y aprovechar las oportunidades que brinda el entorno, como los mercados con alto potencial que aún no han sido explotados, ya sea la extensión hacia nuevas áreas geográficas o el desarrollo de nuevos productos y/o servicios. Además, debe tener la capacidad de crear oportunidades que conlleven al crecimiento del negocio, adelantándose a los movimientos del mercado.

Crear oportunidades si no las hay

Desarrollo de negocios debe tener la capacidad de crear oportunidades que conlleven al crecimiento del negocio, adelantándose incluso a los movimientos del mercado. Ir un paso más adelante.

Establecer sinergias

Para el crecimiento del negocio es necesario el establecimiento de alianzas estratégicas con entes externos, ya sea para extenderse hacia nuevas zonas geográficas, desarrollo de nuevos productos y/o servicios, nuevos proveedores para reforzar la cadena de valor actual del negocio, desarrollo de nuevos de procesos, etc. Las sinergias con terceros son una pieza clave en la evolución de todo negocio.

Innovar

El departamento de desarrollo de negocio debe ir de la mano con la innovación, tanto de la tecnología como de los procesos de negocios. Esto resulta de gran relevancia en la actualidad, por la constante y rápida evolución de la tecnología y la sociedad. Quedarse estáticos ante estos cambios es dejarse derribar en la guerra de mercado a la que están sometidas las empresas hoy en día.

Hacerse las preguntas que nadie más se hace

Desarrollo de negocio debe ir más allá de la realidad, de la costumbre, de la rutina. Debe indagar siempre en cómo poder hacer las cosas diferentes, cómo mejorar los procesos actuales. Pensar que todo es mejorable y que ningún procedimiento está escrito sobre piedra.

Definir la estrategia

Como siempre, no puede faltar, la estrategia. A través de la estrategia, desarrollo de negocio define el cómo se va a hacer evolucionar el negocio, siempre tomando en cuenta los objetivos corporativos, así como la misión y la visión de la empresa. Sin estrategia es prácticamente imposible que se obtengan resultados, pues solo se llevarán a cabo acciones movidas por la improvisación sin perseguir un fin común.

 

Es vital que las actividades realizadas por este departamento se encuentren enmarcadas en una metodología de trabajo y un plan de desarrollo de negocio con unos objetivos bien definidos, alineados con los objetivos organizacionales y la estrategia global de la empresa, evitando así la improvisación que puede conllevar a errores que perjudiquen la empresa.

En el mercado cambiante de hoy en día, resulta indispensable contar con un departamento de desarrollo de negocio, que esté enfocado 100% a buscar oportunidades de evolución y definir las estrategias para adaptarse a los cambios con rapidez e, incluso, adelantarse a ellos. De esta manera, la empresa avanza a la velocidad de los mercados.

Si tu empresa no se ha planteado incluir el desarrollo de negocio como parte de sus funciones medulares, y no cuenta con el músculo profesional necesario para hacerlo con la plantilla actual, es el momento de buscar expertos en el tema, profesionales con el conocimiento y la experiencia necesaria para visualizar y aprovechar las oportunidades que harán crecer tu negocio. Hoy en día, perder una oportunidad puede traducirse en el fracaso para una empresa, sin marcha atrás.

La empresa debe estar preparada para su evolución, en este sentido saber gestionar el cambio es necesario. Desarrollo de negocio y gestión del cambio son dos caras de una misma moneda.

Escrito por: EPUNTO Interim Management

EPUNTO Interim Management

El Interim Management consiste en la contratación de directivos, con experiencia demostrada en una o varias disciplinas profesionales, durante un periodo de tiempo determinado, para cumplir una tarea específica.