direccion de recursos humanos

La Dirección de Recursos Humanos se remonta a los comienzos del siglo XX, como consecuencia de la Revolución Industrial y el crecimiento del sector empresarial. En sus inicios, esta Dirección se encargaba de velar porque los intereses de los empleados estuvieran acoplados con los organizacionales, el ser humano era considerado como un elemento más dentro de la organización, al igual que otros recursos como la materia prima, maquinaria, procesos de trabajo, sin tomar en consideración sus necesidades como individuo. Con el paso del tiempo esta forma de pensar fue evolucionando, hasta que, en la actualidad, el factor humano se ha convertido en un recurso estratégico considerado como el activo más valioso de las empresas.

Es así como surge la Gestión Humana, que va más allá de disminuir los conflictos existentes entre los empleados y la organización; ya no es sólo hacer que los empleados estén alineados con las estrategias de la compañía sino también alcanzar un crecimiento sostenido de la productividad a través de la captación, retención, formación, desarrollo de su recurso humano, vital para la competitividad de la empresa actual.

Hoy en día, el mundo empresarial se hace cada vez más complejo, la competitividad del mercado crece rápidamente obligando a las organizaciones a mejorar las estrategias de su negocio para satisfacer las demandas del entorno. En este sentido, la búsqueda del mejoramiento continúo del talento humano y captar talento humano de calidad, es una condición esencial para sobrevivir como empresa. Es así como la Dirección de Recursos Humanos se convierte en el motor de la competitividad de las organizaciones.

El redimensionamiento del valor otorgado al talento humano en este siglo ha mejorado tanto que ya los empleados u obreros dentro de una organización son llamados colaboradores, con el objeto de que el personal sea más participativo, se identifique y tenga un amplio sentido de pertenencia con la empresa. Al orientarse en el desarrollo del personal como principal activo de toda empresa, la Dirección de Recursos Humanos pasó a ocupar el primer eslabón en la cadena de éxito de una organización, generando como resultado un incremento de las ventajas competitivas y el logro de los objetivos planteados.

En este sentido, es indispensable que la Dirección de Recursos Humanos tenga una visión sistemática, proactiva, flexible, dinámica, de tal manera que el personal esté preparado para adaptarse a la evolución acelerada de la actividad empresarial, derivada de la globalización, mayor competitividad en el mercado, fuertes cambios políticos, económicos, culturales y sociales, el avance progresivo de la ciencia, tecnología, telecomunicaciones; de igual forma se debe desarrollar en el personal la iniciativa, innovación, creatividad, enfoque al cliente, cultura organizacional, así como proveer la capacitación necesaria para el desempeño de sus funciones, logrando así los más altos niveles de eficiencia y excelencia.

Es importante destacar, que en el mundo empresarial actual, la Gerencia se centra en la obtención de resultados tanto cualitativos como cuantitativos; y la Gerencia de Recursos Humanos no escapa de esta realidad, por lo cual se han desarrollado una serie de indicadores y factores críticos de éxito que permiten medir el desempeño del trabajador, la disciplina e integración a la organización y el desarrollo del factor humano (capacitación, motivación, contratación, selección, promoción), de manera de controlar, mejorar o mantener la gestión y tomar decisiones al respecto.

Dolan señala que “la evaluación del rendimiento es un elemento clave a la hora de implantar o mantener con éxito la estrategia empresarial ya que determina la orientación de los comportamientos y resultados buscados”, por su parte Sisternas indica al respecto que “sin una cultura de evaluación consolidada, sin unos valores competitivos aceptados y sin unas metas claras y medibles para cada persona, no parece fácil poder conseguir evaluaciones más formalizadas que puedan traducirse en decisiones directas de retribución o promoción”; por lo que la toma de decisiones depende de la verificación de los resultados obtenidos, derivados de los indicadores de gestión.

El papel de los Directores de Recursos Humanos es el de lograr la satisfacción y la mejora de la calidad de vida laboral de los trabajadores, a través de la creación de estrategias dirigidas a que el personal se mantenga motivado y a gusto en su trabajo, desarrolle liderazgo, compromiso por la compañía y se sienta como un pilar fundamental para el crecimiento de la empresa. Sólo así se mantendrán los más altos niveles de productividad y competitividad de la organización.

Ahora bien, ¿cuándo es necesario tener un Director de Recursos Humanos?

Escrito por: EPUNTO Interim Management

EPUNTO Interim Management

El Interim Management consiste en la contratación de directivos, con experiencia demostrada en una o varias disciplinas profesionales, durante un periodo de tiempo determinado, para cumplir una tarea específica.