Servicio temporal consistente en la definición o adaptación de productos y servicios, encaminada a reforzar su comercialización.

El desarrollo de negocio debe responsabilizarse de la definición de nuevas oportunidades, la creación de necesidades y el diseño de una estrategia de alianzas.

Especialmente adecuado para las siguientes situaciones:

  • Lanzamiento de nuevos productos o servicios: Alineamiento con los objetivos corporativos y supervisión de todos los proyectos asociados a los nuevos productos/servicios. Definición de un horizonte temporal acotado, límite presupuestario en un contexto de incertidumbre, nuevo equipo asociado o cambios en el ya existente, gestión de nuevos aliados o proveedores o cambios en contratos ya existentes.
  • Expansión hacia nuevos mercados: la expansión de una organización en mercados internacionales requiere la asignación de un responsable de las actividades en el mercado de destino, con enfoque de proyecto: acotado en presupuesto, con plazos definidos y con un alcance identificado. Si ese responsable es un interim manager, de manera inicial, permite resolver la puesta en marcha sin desplazar al equipo permanente hasta que el arranque se estabilice.
  • Try & hire: contratación de un directivo temporal para ocupar una posición permanente vacante. La misión temporal permite evaluar la idoneidad del directivo para ocupar la posición de manera permanente, una vez finalizada la misión.
La duración de una misión asociada a servicios de desarrollo de negocio es variable, aunque suele oscilar entre 6 y 18 meses, transformándose en una dirección permanente después de ese periodo.En función de las responsabilidades, los objetivos, el plazo y el equipo humano disponible en el cliente para asistir en el desarrollo de negocio, se puede definir una dedicación a tiempo completo (interim management) o pactar una dedicación a tiempo parcial (head renting).El contrato es de tipo mercantil, con tarifa por jornada o por mes, que puede incorporar un componente variable en función del cumplimiento de los objetivos, si estos son fácilmente cuantificables.El tipo de organizaciones que más demandan este servicio son empresas privadas o entidades públicas consolidadas. El servicio de desarrollo de negocio también es adecuado para startups cuyos productos o servicios tengan un adecuado nivel de madurez como para comenzar a captar clientes.