Servicio temporal consistente en la realización de actividades ejecutivas, de dirección y/o gestión, en una situación transitoria con arranque rápido y eficaz, desarrollo eficiente y finalización ordenada.

Especialmente adecuado para las siguientes situaciones:

  • Sustitución rápida: incorporación temporal de un interim manager para cubrir una vacante imprevista o mal planificada (despidos, accidentes, dimisiones, fallecimientos, bajas de directivos, jubilaciones, etc.) con transición a una solución permanente y salida ordenada del interim manager.
  • Turnaround: procesos de reestructuración o regeneración completa de una organización, para la búsqueda de la viabilidad o rentabilidad, partiendo de una situación complicada o de alto riesgo. En estos casos, la incorporación de un directivo externo, un interim manager, puede acelerar el proceso y en algunos casos es la única solución que evita el fracaso definitivo.
  • Try & hire: contratación de un directivo temporal para ocupar una posición permanente vacante. La misión temporal permite evaluar la idoneidad del directivo para ocupar la posición de manera permanente, una vez finalizada la misión.
  • Country management inicial: la expansión de una organización en mercados internacionales requiere la asignación de un responsable de las actividades en el mercado de destino. Si ese responsable es un interim manager, de manera inicial, permite resolver la puesta en marcha sin desplazar al equipo permanente hasta que el arranque se estabilice.
La duración de una misión asociada a dirección de transición suele oscilar entre 6 y 18 meses.En función de las responsabilidades, los objetivos, el plazo y el equipo humano disponible en el cliente para asistir en la ejecución de la misión, se puede definir una dedicación a tiempo completo (interim management) o pactar una dedicación a tiempo parcial (head renting).El contrato es de tipo mercantil, con tarifa por jornada o por mes, que puede incorporar un componente variable en función del cumplimiento de los objetivos, si estos son fácilmente cuantificables.El coste de un servicio es similar o ligeramente superior al coste laboral equivalente del directivo, con la ventaja de que no tiene carga futura asociada a una finalización de contrato laboral.Las posiciones directivas más utilizadas son las de Dirección General, Dirección de Operaciones, Dirección Financiera y Dirección de Sistemas/IT. Otras posiciones demandadas, especialmente en la modalidad “try & hire”, son las de Dirección Comercial, Dirección de Compras, Dirección de Marketing y Dirección de RRHH.El tipo de organizaciones que más demandan este servicio son empresas privadas o entidades públicas consolidadas o startups que se encuentran en una fase de su crecimiento que no pueden resolver completamente con sus equipos internos.